Autor: Patricia Santa Cruz

Si bien tan solo con mencionar la pedofilia nos causa rechazo, esta conducta compulsiva avanza silenciosamente a pasos a agigantados en el mundo. Décadas atrás nos era muy difícil pensar si quiera en aceptar la unión civil de personas del mismo sexo, mas a ahora en muchas naciones es una realidad. Hoy aún, es escalofriante pensar que se consienta la pedofilia o se legalice, sin embargo puede ser una realidad a la que estamos apuntando sin darnos cuenta.

“Ella me amaba con todo su corazón. No pude evitar sino amarla de vuelta. Le gustaba acurrucarse y besarme. No podría contar cuántas veces me perdí en su amor. La amaba tanto que dolía”, ésta podría ser la declaración romántica de un hombre a una mujer, si no fuera porque él tiene 45 años y ella sólo 6. Hay un sin número de blog y paginas ocultas en el internet, en la que diferentes agrupaciones de pedófilos manifiestan su AMOR POR LOS NIÑOS.

La pedofilia no solamente se propaga con rapidez, sino que sus adeptos ahora buscan legitimarla. Con el movimiento internacional denominado BoyLove (Amor al niño), diversos grupos, (principalmente en países donde ya se ha aprobado la unión civil del mismo sexo) han pugnado, des¬de hace décadas, por la reducción en “la edad de consentimiento” para tener relaciones sexuales con adultos –establecida, en la mayoría de las naciones, en 18 años a 14 años.

Usando las mismas tácticas empleadas por los activistas de derechos “gay”, los pedófilos han comenzado a buscar un estatus similar. Argumentando que su deseo de niños es una orientación sexual, que no es diferente a la heterosexual u homosexual y esto amparados en la quinta edición del Manual de Diagnóstico y Estadística de los Trastornos Mentales (DSMV) y la Asociación Americana de Psicología (APA), que señalan a la “pedofilia” como una orientación sexual o ejercicio de la preferencia sexual sin consumación.
Desenmascarando la intención

Las metas del activismo pro-pedofilia incluyen:

La derogación de las leyes de edad de consentimiento.

Descategorización de la pedofilia como parafilia. Los activistas del movimiento, solicitan que la pedofilia sea retirada del diagnóstico y del Manual Estadístico de los Desórdenes Mentales

Algunos activistas también promueven el uso de términos tales como “pedosexual”, “boylove(r)”, “girllove(r)”, y “childlove(r)”, deseando combatir el estigma social del término “pedófilo”.

Redefinición del término “Abuso sexual infantil”. sexo infante-adulto al encuentro de un niño en vez de abuso.

Referir a experiencias de situaciones donde no son ilegales las interacciones sexuales entre el adulto y el niño pre pubescente, desde el punto de vista histórico y étnico

Promover la idea de que el activismo de pedofilia es similar o idéntico al feminismo, al movimiento por los derechos gay, o a la tolerancia racial

Sin embargo sus principales metas son legalizar la posesión de pornografía infantil y bajar la edad legal para mantener relaciones sexuales con menores. A doce años eran las bases fundamentales sobre las que se sostuvo, durante cuatro años en Holanda, el Partido del Amor Fraterno, de la Libertad y de la Diversidad (PNVD por sus siglas en holandés). En una entrevista con el diario español El Mundo, el presidente del partido Marthijn Uittenbogaard explicó su concepción de esa libertad aplicada a la posibilidad de que un adulto se acueste con un menor de edad: “Elegimos los 12 años porque a esa edad un niño puede decidir si vivir con su padre o con su madre, si quiere jugar al fútbol o ir al cine”.

Sus propuestas políticas eran así:

Pedofilia. Libertad de relaciones sexuales con seres humanos de cualquier sexo desde los 12 años,

Zoofilia. Relaciones sexuales libres con animales, evitando, eso sí, cualquier daño físico.

Pornografía al alcance de todos. Libertad de difusión materiales porno por cualquier medio de comunicación y a cualquier hora. Cuando la pornografía esté acompañada de violencia habrá de esperar al horario nocturno.

Al manifestar sus principales intensiones, causaron indignación y  miles de firmas se sumaron en contra de la agrupación política. En su despedida trasmitieron un mensaje optimista que decía: Cuando hace 30 años alguien se atrevió a proponer el aborto libre, la eutanasia o el matrimonio homosexual la sociedad holandesa se escandalizó. Hoy acepta todas esas prácticas como lo más natural del mundo. Confiamos que algo parecido ocurrirá con las ideas que hoy propone PNVD”.

Cuando se cede ante la ideología, no cabe sorpresas, el siguiente paso es que otros traten de normalizar la pederastia indicando que también les mueve la “verdad” y la “dignidad”.
Día internacional de amor a los niños

En 1998, un grupo de pedófilos estadounidenses, amparados en la libertad de expresión establecida en la primera enmienda de la Constitución, creó el Día Internacional de Amor a los Niños (IBLD por sus siglas en inglés). Así, como si fuera el día de la madre o el día del padre, los pedófilos establecieron el 23 de junio. La forma de celebrarlo, según explican en su página web www.ibld.com, es poniendo una vela azul en algún lugar visible de su comunidad junto a una nota expresando el por qué acostarse con niños no debe de ser tomado como un delito. Otras actividades del día también incluyen escuchar coros infantiles y si se puede, celebrar reuniones con niños.

Identificando a un pedófilo

Si bien los pedófilos son súper cuidados en mostrarse como tal, existen tres imágenes identificadas, hasta el momento, que son aprovechadas por pedófilos para identificarse entre ellos, así como a sus preferencias.

En Enero de 2008 una de las dependencias del FBI elaboró un informe sobre la pedofilia. En ella, se indican una serie de símbolos utilizados por pedófilos para ser identificados. Los elementos que utilizan para identificarse son siempre compuestos por la unión de 2 similares, uno dentro del otro. El de forma mayor identifica al adulto, la parte menor al niño. La diferencia de tamaños entre ellos muestra una preferencia por niños mayores o menores en cuanto a la edad. Los símbolos se encuentran en objetos como, monedas, joyas, anillos, colgantes, entre otros. Los triángulos representan a los hombres que le gustan los niños (el detalle cruel es el triángulo más pequeño, que representa al hombre que le gustan los niños bien pequeños); el corazón son hombres (o mujeres) que gustan de niñas y la mariposa representa a quienes gustan de ambos, según el informe. Estos datos fueron recogidos por el FBI durante varios allanamientos en domicilios de pedófilos.

Estos grupos van muy en serio en sus propósitos tienen la paciencia de sensibilizar poco a poco a la sociedad con su petición; El primer paso es crear compasión y “comprensión”. Las leyes sobre consentimiento sexual están bajando en muchas naciones y tenemos la responsabilidad de velar por los niños: “Un niño con carencias afectivas es un blanco fácil para un pedófilo, los menores con problemas familiares y de comunicación con los padres, abren la ventana para que surja una relación de poder con otro adulto, el cual pretende llenar el vacío.

Mantengámonos alerta y levantemos nuestra voz; mientras pueda ser posible; tenemos la responsabilidad de hacerlo. Hay generaciones venideras que nos lo demandan, piense en: ¿Qué sociedad le tocará vivir a sus hijos?